Nuestro Hospital

 
Corría el año 1916, cuando el Reverendo Padre Elías Maria Gorayeb, Superior de la Misión Libanesa Maronita, considerando el aumento de inmigrantes de Medio Oriente que llegaban al país, resolvió invitar a un grupo de damas de la colectividad para que se ocuparan de la asistencia de los recién llegados. Debemos tener presente que la mayoría de los emigrantes venían sin recursos y enfrentando dificultades de todo tipo, empezando por el idioma, la necesidad de comprender una nueva cultura que les era extraña, y otro sin número de obstáculos propios de las circunstancias históricas que vivían. Así, bajo la iniciativa del Padre Elías, nace la Sociedad Damas de Misericordia, cuya sede fue el Colegio San Marón.

Esta sociedad, entre los años 1916 y 1920 desarrolló una intensa labor filantrópica auxiliando menesterosos, ya sea repartiendo ropas, alimentos o inclusive atendiendo enfermos y brindándoles medicamentos. Sin embargo, entre los años 1920 y 1923, la actividad de la sociedad fue muy escasa, debido a que la dispersión de sus actividades le impedía satisfacer eficientemente las reales necesidades de la colectividad. Por ello, surgió la idea de concentrar los esfuerzos realizados hasta entonces en un solo objetivo: fundar un Hospital. Embarcados entonces en éste proyecto que estaría destinado a superar con creces los esfuerzos benéficos hasta el momento realizados, se convoca el 9 de Abril de 1923 a todos los médicos de origen Sirio y Libanés para que dieran su opinión al respecto.

La opinión unánime en el sentido de continuar con la empresa desembocó en un generalizado entusiasmo, y a partir de allí se inicia un proceso de diez años que culmina en 1933 con la compra del inmueble ubicado en el barrio de Villa Devoto de la Ciudad de Buenos Aires, al cual con posterioridad se le anexaron más lotes. Luego, en distintas etapas a lo largo de su historia, fueron construyéndose los diferentes sectores y áreas de lo que hoy conforman la estructura edilicia del Hospital Sirio Libanés.

Esa semilla plantada en 1916, que en 1923 pasa a llamarse Asociación de Beneficencia Sirio Libanesa y a la cual en 1925 se le agrega la palabra "Hospital" para definir su exclusiva finalidad, logra su personería jurídica el 6 de agosto de 1927, vive y crece hoy a más de ochenta años de su constitución legal, y próxima al siglo de haber sido soñada por primera vez. Consolidándose así como EL HOSPITAL SIRIO LIBANÉS DE BUENOS AIRES.

 

Dos proyectos, un sueño
El Hospital Sirio Libanés ha comenzado una nueva etapa. Una nueva etapa que continúa con el desarrollo de los proyectos en ejecución, a la vez que impulsa otros nuevos que completan y perfeccionan a los anteriores. Por eso hablamos de dos proyectos (o tres o cuatro, o los que sean necesarios), pero un solo sueño. El mismo sueño desde hace más de ochenta años: un hospital que representa a las colectividades siria y libanesa en la argentina, y que devuelve a todos los habitantes un poco de lo que este país les ofreció generosamente a aquellos inmigrantes que llegaron a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Pero volviendo a los proyectos, el Hospital se encuentra plenamente avocado a la finalización de las obras de remodelación de su Servicio de Emergencias. Se trata de un ambicioso plan, que ya se encuentra plenamente en curso de ejecución, y que cuenta con la ayuda generosa de la Fundación Sirio Libanesa para la Salud, editora de ésta revista. Este proyecto es una muestra de la solidez y continuidad de las políticas seguidas por la Institución, ya que su idea, puesta en marcha y comienzo de ejecución de las obras, ha trascendido distintas comisiones directivas en unidad y armonía, y hoy pueden ya verse sus primeros resultados.

Esperamos prontamente poder comunicar que se encuentra finalizada la primera etapa, que sabemos cambiará definitivamente la funcionalidad del Hospital, al dotarlo de una guardia médica única en su zona de influencia. El otro proyecto nacido del mismo sueño, es la instalación de modernos consultorios externos fuera del ámbito del Hospital. Así, esperamos prontamente inaugurar los mismos, lo cual significará sin lugar a dudas un cambio sustancial desde el punto de vista operativo y de calidad de prestación médica, sin dejar de considerar la optimización del espacio dentro del propio Hospital, los inmensos beneficios de evitar la circulación de personas dentro de la institución de salud, y el beneficio adicional y no menor que recibe el paciente al concurrir y tratarse en instalaciones modernas y confortables, manteniendo la excelente y cálida atención médica que siempre nos caracterizó.

Para finalizar, con orgullo podemos decir que un sueño proyectado hace poco tiempo atrás, hoy ya se encuentra en pleno funcionamiento. Es el Servicio de Hemodinamia y Cirugía Cardiovascular de Alta Complejidad, que ha prestigiado a nuestra institución, y la ha vuelto a colocar entre los centros hospitalarios mejores dotados de la Ciudad de Buenos Aires. Estamos abocados a la incorporación de mayor complejidad diagnóstica que refleja una vez más la preocupación constante de la entidad por la superación en cuanto a tecnología aplicada a la salud.

En definitiva, como iniciamos estas breves líneas, pensamos, ejecutamos y concretamos distintos proyectos, pero siempre inspirados en un solo sueño: el Hospital Sirio Libanés de Buenos Aires.

Ricardo F. Simes - Presidente - Mayo 2010

 

El Hospital Sirio Libanés es un Hospital de colectividad y como tal concentra en sí mismo los tres segmentos que articulan la historia y el porvenir: pasado, presente y futuro. Como casi la totalidad de los inmigrantes de nuestra nación, la colectividad árabe y sus descendientes se han consustanciado con el ser y el hacer nacional, con sus virtudes y sus valores, en sus más y en sus menos. Y en esta Institución, centenaria en presencia y objetivos, la colectividad ha puesto y pone todo de sí para saldar una deuda histórica de aquellos recién llegados, que solo contaban con sus manos y las ganas de sembrar en paz.

El Hospital Sirio Libanés reafirma la identidad de sus raíces involucrándose día a día en la calidad de sus servicios, en las cualidades humanas de sus empleados y profesionales, superando o soslayando los temporales de los distintos momentos de nuestro país. Sin el sacrificio y empeño de esta gran familia que es el grupo humano que la compone, su dedicación, profesionalismo, solidaridad y una atinada dirigencia, no habría sido posible este presente promisorio de la Institución. Venimos consolidando los cimientos y ganando una presencia firme y gradual en la sociedad. Actualizamos objetivos y fortalecemos ideales.

El Hospital tiene una presencia creciente, tanto en el area asistencial como en la investigación y ladocencia. Es sede de cursos y jornadas internacionales y ejerce una participación de excelencia en foros realizados dentro del país y fuera de él. Ha establecido convenios con Universidades Nacionales y Privadas para el dictado de cursos de especialización, rotaciones y residencias médicas.

El Hospital dispone de una publicación semestral la Revista SL que a través de sus diferentes secciones pretende llegar al lector como información preventiva, y al estudiante como formación docente, en un ámbito académico de crecimiento constante dentro de la Institución, bajo la guía y conducción de notables estudiosos.

Para concluir este perfil, articulando la cronología de los tiempos, decimos que El Hospital Sirio Libanés de Buenos Aires rinde homenaje a quienes nos precedieron; pero también, en una actitud proactiva se ocupa día a día de contribuir con la salud y la calidad de vida de nuestros contemporáneos.

Lic. Martha Zarif - Presidente - Junio 2009

Copyright ©2016 Asociacion de Beneficencia Hospital Sirio Libanes